31 de diciembre de 2010

Nunca más.

Okey. Me he dado cuenta, comprobando mi teoría, que los hombres son COMPLICADOS, o por lo menos a mí me ha tocado tratar con muchos de esos casos. Y ya no da decir "Bue, soy yo el problema. Listo, ya está", porque no siempre es así. Quizás esa relación que duró mucho y me afectó tanto, haya sido la excepción. Siempre fue la excepción él. Pero a lo que voy es: Si me decís que me querés, que sos capaz de hacerme olvidar de mi pasado. Que blablabla (contenido del papelito que se lo saben de memoria), ¿Qué tengo que hacer? ¿Decir: "Buenísimo. Dejame conocerte. No tengo drama." o decir: "No flaco. Mirá no quiero por tal y tal cosa"? ¿Qué hice? Hice la primer cosa y me salió mal. Y ahora si te dicen: "Como me gustaría tal y tal cosa, pero no quiero lastimarte", ¿Qué tengo que decir? Directamente, ¿"Bueno, no va a pasar nada, quedate tranqui. Te entiendo" o  "Y pero no me vas a lastimar, todo lo contrario. Intentemos conocernos"? Hice lo segundo seguido de lo primero. Y me fue mal. Al decir verdad, no tan mal, pero no como yo me lo esperaba. Y la paso genial eh. Pero estas situaciones que en algún sentido me taladran la cabeza y me las tengo que plantear muy seguido.
Ahora bien, me planteo otra situación. Tener un celular en la mano luego de haber ingerido bastante alcohol no es bueno, o por lo menos, cero recomendable. Mandás un mensaje a ese amor perdido que encontraste en la lista de tus contactos y fuiste. ME PASÓ. (Sí, hace unas horas nomás) Pero ¿Qué pasa? Se pueden llegar a enojar y meterte excusas de que está todo bien, o decirte "No pasa nada, pero, ¿Vos estás bien? ¿En serio sentís eso? Hablemos". Por lo menos a mí me pasó lo primero (Lo segundo sólo pasa en las películas o la vida de otros. No en la mía). ¿Y porqué se enojan? Si me dejan en claro que no es por el mensaje, tengo que suponer que es por mi estado de ebriedad. Entonces, le preocupo un poco todavía. (Bien, algo bueno se rescata de todo esto. Exceptuando, obvio, el trato con el que me lo hicieron entender, que por cierto: jdfkngjdfngb ¬¬ ). Pero al entender eso tuve que subirme a esa típica calesita del "Dale, decime porqué", unas 6 o 7 veces como mínimo. Pero bueno. No rescato muchas cosas buenas de los hombres. Sólo rescato lo bueno de ese chico que parece ser que todavía no pudo superar su fucking pasado aunque diga todo lo contrario, y no me ayuda a intentar ser su borrador para que pueda escribir nuevamente una historia. 
Y si te ponés a pensar, y acá es cuando me contradigo: El problema soy yo por no darle respiro a mi corazón.

30 de diciembre de 2010

MYSTIQUE.

Hoy es el gran día. La gran noche. Hoy me propongo a ser diferente o por lo menos intentar cambiar ciertas cosas que hasta hoy viene haciendo mal. Hoy me propongo a divertirme como nunca y a pasarla bien con aquellas personas que, sinceramente, no creo ver después de este grandioso día. Sinceramente a mí tampoco me gusta hacer balances como dice una amiga, aunque termine haciéndolos al igual que yo. Y sí, puede que suene un tanto contradictorio, pero... soy yo. OSEA. No esperes nada de mí. 
No pretendo mirar para atrás, me costó mucho llegar hasta acá sintiendo la tentación de mirar. Sólo voy a pispiar, y ver esas cosas en las que por mucho tiempo quedé trabada, para reirme de ello y pensar: Pude zafar. Pispiar esos momentos que seguramente extrañe por completo, pero quizás aún esté a tiempo de recuperar, ¿Quién sabe?
Pensar que faltan dos días (menos) para que otro año empiece, y un día común como todos los demás, comience de cero, o en su defecto 1.
1/1/11 Un número en el que no siempre estuve. Un número el cual nunca me sentí reflejada. Nunca fui la primera en nada aunque intenté serlo. Nunca salí primera en nada, aunque digamos que nunca intenté hacerlo (Hablo de deportes señoras y señores). Sin embargo hoy pretendo ser YO, YO y YO solamente con ellas y ellos. MIS AMIGOS y la noche!
Remontemos esto sin sentido: 
¡HOY VOY A PASARLA BIEN! 


29 de diciembre de 2010

Algo sin sentido.

Bien, por fin me siento a escribir, pero, ¿Sobre qué? Ni siquiera tengo en mente lo que voy a escribir. Ni siquiera lo estuve pensando. Es algo así como que mi inspiración se despegó de mí como la curita del pié mocho que me está doliendo.
No, no tiene sentido lo que estoy escribiendo. No tiene sentido nada de lo que ahora vengo sintiendo hasta ahora. Hace rato que no encuentro sentido a muchas cosas. Y generalemente esto puede sonar demasiado depresivo, pero estoy bien, (exceptuando ciertos bajones que jamás dejan de desaparecer). Tampoco tengo ganas de leer lo que vengo escribiendo, cuando antes sé que lo releía una y mil veces. Seguramente esté todo mal redactado, es que hoy no es el día de tomarme el trabajo de escritora. No hay inspiración, no hay ganas. Hay calor, hay tristeza... ¿Dónde está mi otro yo? 

27 de diciembre de 2010

26 de diciembre de 2010

Todo a su tiempo.

Ser mamá debe ser lo más hermoso que hay; lo más lindo. Te debe cambiar la vida en un giro rotundo de 365 grados. Sabes que ya hay alguien más el cual necesita de vos, de tu risa, de tu vida, de muchas cosas que no sabías si estabas dispuesta a dar, pero sin embargo, lo hacés. Estás trayendo una vida al mundo y eso es lo más hermoso que existe y sin darte cuenta también, comenzas a encontrarle un nuevo sentido a la vida. Y te debes comenzar a sentirte rara, feliz. A sentir eso "nuevo" que ahora vive por vos junto a todas aquellas sensaciones y antojos que de inmediato aparecerán. 
Sin embargo, me pongo a pensar en lo que es traer una vida a nuestra edad. ¿Estamos preparados para eso? 
Hoy mientras leía un: "Te felicito, estoy orgullosa de vos", hacia una chica menor que yo pensaba: ¿Realmente hay que estarlo? ¿Hay que estar orgullosa por ser mamá a esta altura? Se nos acortan miles y miles de cosas, miles y miles de preocupaciones comienzan a aferrarse a vos. Okey, repito, ser mamá es lo mejor que te puede pasar en la vida, pero ser ADOLESCENTE, ¡No tiene precio!
¿Porqué nos apuramos tanto para vivir? Si sabemos que no es lo mismo el ahora que el después y que quizás el después podría ser mucho mejor.
Ahora pienso: La noticia te desmorona un poco, pero a la vez te alegra la vida, pero si no lo buscabas por más deseo que tengas al tenerlo con esa persona que estás amando, no es algo de lo que tengas que estar completamente orgullosa. Existen miles de precauciones. Existen miles de personas con experiencia que están dispuesto a revelarte TODAS las dudas existentes respecto al tema. Coincido en que nos dejamos llevar por el momento. Soy adolescente, lo pasé. Pero el autocontrol en esos momentos es escencial, porque autocontrolando ese momento controlás los problemas del futuro, aunque no vea una vida nueva como un problema, pero saben a lo que me refiero. 
Hay otras personas que sin embargo recurren a terminar con aquella vida que no tenían pensado en su futuro. Tengo una amiga que está completamente aferrada a la idea del: "Si yo llego a quedar así me tiro de las escaleras de una" sosteniendo un motivo validero que es que no podés darle todo lo que precisa. Y me deja pensando mucho eso. Estoy en contra, como otras muchas personas lo están y como muchas otras personas no. Pero, admito que hay que estar en el lugar, hay que estar enfrentando eso y no debe ser nada fácil; pero quiera o no, uno se tiene que hacer cargo de lo que provocó al no escuchar a los demás o al dejarse llevar. Con el correr del tiempo seguramente se llegará a amar a aquella personita aunque haya sido el error más maravilloso de la vida. Porque no hay que olvidarse que siempre va a ser algo maravilloso, algo que nos cambiará la vida por más difícil que se torne el panorama.
No, no estoy embarazada. Sólo me encuentro reflexionando este tema que, siendo sincera, no es tan simple como todos creen por eso hay que disfrutar la vida no sólo teniendo esa única experiencia del sexo sin protección. Hay que disfrutar ciertas cosas de la vida que todavía no aprendimos. Por ese motivo.. todo a su tiempo.

25 de diciembre de 2010

Este cuento terminó.

Ayer no estabas ahí conmigo y no fuiste vos el que sujetó fuertemente mi mano contemplando el cielo y deseando que nuestro amor sea eterno. No fuiste vos el que sin que me diera cuenta colocaría un beso en mi mejilla celebrando por nosotros. No, no fuiste vos tampoco el que me vio reír como nunca logré hacerlo. Porque sí, reí lo más que pude a falta de tu amor. Porque ahora soy fuerte, porque ahora sé que puedo. Porque me dejaste en claro que no existe el "Para siempre, vos & yo" y que no puedo contra eso. Porque supe y logré entender que esto necesitaba tener un final, por el simple hecho de que nuestra historia ya se había convertido en una historia tan dramática fuera de lo real.
Hoy me planto al decir que quiero y EXIJO un nuevo año con más emociones. Hoy sé que necesito limpiar mi corazón con todo lo necesario que fuera para ponerme de pie y salir de esta rutina que es extrañarte.
Pero YA NO.
Estuve tantos años bancando tus mentiras, y mintiendo por vos. Por cubrirte tu otra vida, por salvarte de líos los cuales sabías que correrías si se sabía la verdad. Sin embargo, lo que más me asombra, es que siempre confiaste, aún sabiendo que una vez no lo pude soportar y cagué todo. CONFIÁS, en que me calle, o al menos eso esperás, sin tener seguridad, porque sabés que estoy E N A M O R A D A , que no puedo hacerlo, porque no, no soy como vos, no llego a ese nivel y te aprovechás de eso. Tengo códigos cuando se trata de amor. Y si no te amara como muchas veces suponías, no estaría conviviendo con esta mentira, no estaría deseando con todas las fuerzas que fueras feliz con alguien más. ¡HABLARÍA! Como todos me aconsejaban a diario. Pero jamás quise hablar. Y sin darme cuenta me ibas reteniendo con el "Ahora es diferente" cada vez que yo quería soltarte la mano, dejándome con las esperanzas de que aún me amabas, que dejabas todo por mí y que al fin sería todo diferente. Y ya ves, no fue así. Sin embargo hoy me trago este dolor y estas mentiras que siempre voy a llevar conmigo junto con las tuyas. Me trago este amor que sin darte cuenta me devolviste de a poco, porque ya no lo querías, porque ya no te importaba... porque te daba igual.  Te libraste de mí, y te salió bien la jugada porque contabas con una buena mina como yo. 
Ahora vos estás feliz, pasándola bien, mintiéndole en la cara a todas las personas que te aman, siendo la misma basura de siempre, siendo el mismo pendejo que jamás tendrá el valor de aceptar que se mandó miles de cagadas, sólo porque sabe que al no decirlas, las cosas le van a seguir saliendo mejor. Pero mentiles y asegurales que nunca fuiste una mala persona y que nunca lo serás. Yo me quedo acá, buscando el amor, cansada, pero en pie y feliz. Feliz porque sé que puedo seguir sonriendo sin saber la razón. Feliz, porque sé que en el momento en el que todos se pregunten "¿PORQUÉ MIERDA SEGUÍS SONRIENDO?", yo voy a saber que realmente es porque la vida me hizo fuerte, y lo quiso así.
Ahora preguntate, ¿Quién se libró de quién? 


24 de diciembre de 2010

AMAR. Te amé, te amo, te amaré.

Hoy mientras venía pensando en mis absurdos recueros al pensar en cierta persona largué un 'Ay, lo amo', cuando realmente no lo hacía, al menos no por ahora. Esa palabra significa tanto para mí si viene de la persona al cual realmente amo, pero sin embargo mis amigas me lo viven mencionando; y sí LAS AMO. Pero, ¿Pierde el sentido la palabra? 
Para mí es la palabra que más anhelo, la más importante que me encanta escuchar y que no siempre suele ser sincera.
Yo AMO esto, yo AMO tal cosa. Vivimos amando cosas que por ahí son menos importante cuando las ponemos al lado de cosas que sí realmente amamos. Y mientras hoy pensaba en ese 'Ay, lo amo', me replanté lo siguiente.
A mí me costó mucho poder encontrar el momento para decir esa palabra tan hermosa a aquella persona al cual le entregué absolutamente todo, hasta esas palabras. Sin embargo, cuando la sentí, no dudé ni un minuto en decirla. Ahora, sin conocer la importancia de ella, todo el mundo la usa dejándola sin validez. Pero yo sé lo que significa y sé cuán importante es para mí. Y al momento del decir 'Ay, lo amo', supe que en realidad, lo quería con locura y nada más.

23 de diciembre de 2010

Tengo mucha importencia. No puedo ser así, no debo. Me siento tan triste, tan sóla, tan mierda. Siento que no sirvo para nada. Ya ni empeño le pongo a escribir como se debe. Me cansé de todo y siento que cada vez más se me viene todo encima. MUCHISIMAS GANAS DE DESAPARECR TENGO. Muchisimas. Ya no me siento tan bien como lo estaba antes. Ya no me encuentro en el mismo lugar. Ya ni siquiera sé quién soy. Sólo sé que te extraño y que te necesito demasiado y no sabes cuanto. Necesito ponerme bien, de dejar de hacer estúpideces y empezar a darle importancia a cosas que se lo merezcan. Tan sólo pido un minuto para mí, lejos de toda esta mierda, lejos de todo. Empezar desde cero. PERDER LA MEMORIA, eso necesito. No acordarme de vos, ni de nadie más. Irme lejos... No volver.

Gran dilema.

¿Porqué una persona puede llegar a tener tanta mala suerte en el amor? Digo, yo veo a los demás y me pregunto ¿Porqué yo no puedo estar así? Todos me viven diciendo que no soy una fea chica, que soy una buena persona, graciosa, con buena onda, una excelente mina y blablabla. Pero, ¿Porqué no tengo suerte en el amor?
Siempre que estás con alguien vas a sufrir un par de veces lo sé, pero luego te sanás con todo el amor que esa persona está dispuesta a entregarte, pero... Estuve sintiendo más el dolor que la felicidad y al decir verdad ya está acostumbrado a quedarse a mi lado. Siempre lo que viví, lo viví por momentos. Siempre que estuve con alguien la tuve que remar yo y dejar todo de mí sin recibir mucho a cambio (sin esperar nada al decir verdad).
Me enamoré una sola vez en mi vida, y tuve que esconder mi amor muchas veces por aquella persona, mentir por esa persona, llorar por esa persona... y me banqué miles de situaciones que llegaban al extremo de decir BASTA, pero sin embargo seguía ahí. Ahora, que por fin decido cerrar aquel capítulo e intentar conocer a una persona, o hacer el mínimo esfuerzo para conocerla y dejar a mi corazón respirar otro aire después de tantos años de estar atrapado en el mismo lugar, resulta que no tuvo sentido hacerlo, ni el hecho de intentarlo siquiera. 
Soy chica, lo sé, pero el corazón quiere sentir esa emoción de sentirse bien a toda costa. Y sé también que todavía tengo tiempo, y no lo niego, pero ciertas cosas cansan desde un comienzo, y otras ciertas cosas ya dejan de ser tan válidas como eran antes.
Sin embargo yo sigo acá esperando. Aunque tenga ganas de encerrar a mi tonto corazón en una caja para que deje de latir un sólo segundo, sigo acá. Por más que mi vida amorosa no sea de colores como suelo imaginar que lo son, sigo acá. A pesar de ya no creer en las palabras de las personas y de desconfiar continuamente de cada beso que me dan, sí, aún sigo acá.
Y no me arrepiento el haber sufrido, no me arrepiento el haber amado, llorado, ni reído. NO ME ARREPIENTO. Tuve la suerte de conocer lo que es el amor, o el intento de serlo, y a la vez, la mala suerte de escuchar a mi corazón llorar. Tengo la suerte también, de ser alguien que mantiene las esperanzas y las ganas de seguir creyendo en aquello que tanto espero y que en ocasiones dejo de esperar. Pero aún me sigo preguntando, ¿Porqué tengo tanta mala suerte en el amor? Y es ahí cuando una mínima respuesta llega a mi cabeza diciendo: .....................
¿Te creíste que la sé? No, todavía no.

22 de diciembre de 2010


No se estar enamorado.

No sé estar enamorado, ni mirarte enamorado,

ni decirte que te quiero, aunque estoy enamorado.

No sé estar enamorado, ni besarte enamorado,

ni siquiera cuando te amo, se que estoy enamorado.
Yo te quiero con locura y no se estar enamorado.
Aprender me cuesta tanto que me creo que no valgo.
Acostumbrado a no querer, creí que no te quería
que poco me conocía.
Creí que no te quería y sin ti me moriría.
De las cosas de querer solo sé que no se nada.
De las cosas del querer solo sé que nada se.
Con las cosas del querer que difícil es saber
cuando estás enamorado.

Y sin ti me moriría.
No sé estar enamorado,
ni decirte que te quiero, ni gritarte que te amo.
Aprender me cuesta tanto, tanto, tanto, tanto, tanto.
Creí que no te quería y sin ti no sé que haría 

Y sin ti no viviría.

Y sin ti me moriría.

El mejor remedio.

Que rara es esa sensación en la panza cuando comenzás a recordar cosas que en el momento te hicieron sonreír. Te ponés a imaginar, a escarbar recuerdos dentro de tu cabeza y decís "¡WOOOOOOOOOOW!", (o simplemente sonreís y no decís nada, da igual). Por ahora el recuerdo que se pasa por mi panza me está generando cosas buenas.
Hoy me siento bien. No sé que me pasa. Dormí solamente DOS horas. Desaprobé matemática como era de esperarse, y no me puse mal. Estoy cerrando etapas que tendría que haber cerrado hace MUCHO y tratando de conocer gente que juzgaba sin conocer. ¿Está mal? Bueno, ya qué.
Volvamos a las sensaciones en la panza. Es tan lindo sentir eso. Es como que todos los recuerdos pasan de tu mente directo a tu panza para hacerte cosquillas tan sólo para que sientas alegría y recuerdes en ese momento exacto en el que quizás al vivirlo no sentiste la misma sensación. Pero recordás y sonreís. Sonreís como una mamerta en frente de las personas que no llegan a comprender si te reís de ellos, de un chiste o de alguna maldad que hayas cometido, (Sí, aunque no lo creas la gente se imagina miles de cosas en sólo un minuto al verte sonreír como una tarada felíz). Pero no gente, yo sonrío porque recuerdo cosas lindas. 





Ay, vive la vida como tu quieras.
Vive la vida con tu sabor.
Vive la vida que yo te digo que a lo loco se vive mejor!

 


21 de diciembre de 2010

¿Quién dijo que no se puede improvisar?

Vicu.


Yami.


Vicu.


Yami.


Vicu.


Yami.


Vicu.


Yami.


Vicu.


Yami.


Vicu. 



Yami.


Vicu.


Yami.


Vicu.


Yami.






By: Yami Y Vicu 


Gracias por bancarme en mis días aburridos jajaja Sabé que te quiero mucho mucho muchisimo y que me alegra mucho haberte conocido. Portate mal y no sigas mi ejemplo, sí?
te adoro!

VUELCO.

"Me ocurre desde hace tiempo, mi garganta se seca y me cuesta encontrar las palabras adecuadas. Casi tengo miedo de que me fallen las rodillas, de tropezar y caer mientras mi corazón da un VUELCO.




Si quieres llamar la atención de una persona sorda para entablar conversación con ella puedes utilizar los siguientes recursos:
Puedes rozar alguna zona de su brazo, desde el codo hasta el hombro. O chasquear los dedos cerca de sus ojos para captar su atención visual. También, aunque es menos frecuente, puedes soplar. Yo, por mi parte, conozco una manera infalible. Me coloco detrás de ella y miro fijamente su nuca a penas durante cinco, o como mucho diez segundos... y ella ya sabe que estoy aquí... Nunca falla. Y sobre todo no olvides mirarla a los ojos, para pueda leer tus labios. 
Hace años en el colegio alguien me contó un chiste de mal gusto, y a veces, sin querer, me viene a la cabeza cuando estoy con ella. ¿Sabes porqué los sordo mudos se masturban con la mano izquierda? Porque gimen con la derecha".
Hace ya algún tiempo que no le pregunto a mi mente "¿Cómo estás?" en lugar de a mi cuerpo. Y la vida sigue siendo vida... pero sin mí.

La despedida de Dulcinea.

Por lo visto ya dabas todo por perdido, Holmes. De repente todo lo que habíamos vivido se te había borrado de la cabeza justo en el momento en el que aquella frase se te pasó por la mente: "Pensé que esto no acabaría jamás". Quizás una parte de tí sabía que era mejor acabar con toda esta calesita que ya se había oxidado con el correr del tiempo. Y está bien, lo acepto, Holmes; sé que no fui la mejor compañera en tu camino, o la mejor amante que pudo enredarse en tus sábanas, pero te amaba, y no sabes cuánto te amaba. Te amaba con cada lágrima perdida, con cada fibra de mi ser, con cada odio obtenido. Te amaba como un niño ama a su muñeco preferido. Te amaba como ninguna persona había llegado a amar.
Si te hubieras puesto un segundo en mi piel, hubieras sentido todo aquello que pasaba por mi interior con tan sólo verte sonreír. Pero mi querido Holmes, no fue suficiente tanto amor para tí. Tú querías más y más, y yo ya no podía seguir entregándote aquello que pretendías de mí. Obtenías amor en otras personas tan fácilmente que ya me agotaba la idea de seguir de pie para tí. Pero sin embargo me dejaste ser valiente y besarte de repente, creer por un instante que yo era tu dueña, jugar ese juego en el que tú me amabas y yo creía en ello. 
Comprendiste mi mirada como nunca hubieras intentado mirar, y aquel día, obligado por mis impulsos de hacerte entender cosas que quizás no entendía yo misma, pudiste encontrar amor. ¿Porqué demonios justamente ahora vienes a notarlo? Si has tenido tus largos 23 años para poderlo notar. Sí Holmes, sí. Es amor. Esta vez no estabas equivocado. Pero aquel amor se desvanece con tu arrogancia y me aterra la idea de que desaparezca por completo y que creas que nunca lo he sentido.
En estos momentos tengo ganas de huir, Holmes. Ganas de no verte ni la sombra, de pensar que esto fue un sueño o una pesadilla. Pensar que nunca apareciste, que nunca has existido. Al mismo momento en que tengo ganas de besarte, de coincidir contigo. Ganas de acercarme un poco y amarrarte en un abrazo, de mirarte a los ojos y decirte Bienvenido. Que ganas de rozarte, que ganas de tocarte, de acercarme a tí, golpearte con un beso, de fugarnos para siempre sin daños a teceros. Pero quizás en otras vidas Holmes. Quizás en otras muertes.




Tu querida Dulcinea.





Lo que es ser House u.u ♥

House - Mi aspecto, sí. Las cosas no van muy bien últimamente. En fin...
Cuddy - Lo esperaba en mi despacho hace veinte minutos.
House - ¿En serio? Que raro, pues no tenía la intención de estar en su despacho hace veinte minutos.
Cuddy - ¿Cree que no tenemos nada de qué hablar?
House - No, no se me ocurre nada que pueda interesarme.
Cuddy - Firmo los cheques de su sueldo.
House - Tengo plaza fija... ¿No va a agarrar mi bastón e impedir que me vaya?
Cuddy - Bueno, eso sería infantil, ¿No cree?... ¡Aún puedo despedirlo si no hace su trabajo!
House - Estoy aquí de 9:00 hasta las 5:00.
Cuddy - Sus facturas prácticamente no existen.
House - Ha sido un año muy duro...
Cuddy - Ignora las peticiones de consulta.
House - Devuelvo las llamadas... A veces marco mal.
Cuddy - Lleva seis años de retraso en sus obligaciones de clínica.
House - ¿Lo ve? Tenía razón. Esto no me interesa.
Cuddy - Seis años por tres semanas: usted me debe más de cuatro meses.
House - Son las 5:00. Me voy a mi casa.
Cuddy - No lo despido solamente porque su reputación aún vale algo para este hospital.
House - Excelente. Estamos de acuerdo en algo: No me despedirá.
Cuddy - Su reputación no durará mucho si no hace su trabajo. Sólo quiero que haga su trabajo. 
House - Pero citando al filósofo Jagger... "No siempre puedes tener lo que quieres".

19 de diciembre de 2010

Lo sé, perdí el control. Pero mirame.

No. No entiendo. Mirá lo que soy, pero mirá con atención eh. Suelo decir que soy deforme aunque sé que no lo soy. Tengo esa suerte de que no me falta ni un brazo, ni una pierna, ni nada por el estilo; pero no soy hermosa, ni bonita. Y me pregunto, ¿Qué es ser hermosa? No lo sé, sea lo que sea no lo soy, y eso lo sé bien. ¿Cuántas veces me miré al espejo y dije: "FUCK, ¿QUÉ TE PASÓ AMIGA?"?, ¿Cuántas otras veces me volví a mirar pensando "No estás tan mal eh"? (Muy pocas veces). Sí, señoras y señores, mi autoestima se encuentra enterrado en, ¿vieron el subsuelo, ese que es muy profundo y oscuro? bueno, muchísimo más abajo. Y aunque adoro mi autocrítica, las demás personas no dejan de recordarme mi complejo hacia mi con sus típicos comentarios: "Qué flaca que estás", "Ay vicky no comas tanto sino vas a rodar eh", "Che flaqui, empezá a comer un poco más sino desaparecés". 


.BlaBlaBlaBlaBlaBla.



Y no sólo mi cuerpo (el cual dejé muy en claro que odio), sino mi cara. Mirame, MIRAME. Que asco, loco. Soy la más hermosa de los feos. Y no me importa recibir un: "Decís eso para que te halagen", porque sinceramente aunque me digan que soy la más bonita del universo no me lo creería ni un poquito, asique no tendría sentido alguno escuchar aquel comentario, ¿no?. Hace poco me denominaron "Raquítica con patas de pollo". Al decir verdad me cagué de risa, me gusta reirme de mis defectos; pero aunque no lo creas esa definición VA CONMIGO! Soy así y me encantaría ser diferente, la pucha.
Finalizando mi autoCRÍTICA sigo sin enteder, ¿Cómo fue que pasó que esa noche te fijaste en mí, viendo mi estado alocado, demacrado y sabiendo que soy nada más y nada menos que una raquítica con patas de pollo? ._.

17 de diciembre de 2010




Humphrey BogartSi ese avión deja el suelo y tú no estás en él, te arrepentirás. Quizá no hoy, quizá no mañana, pero pronto y por el resto de tu vida. 


Ingrid Bergman¿Pero qué pasará con nosotros?. 


Humphrey BogartSiempre nos quedará París.



Amé esta foto ♥.

He estado soñando contigo dentro de mi mente.  Y en mis sueños he besado tus labios miles de veces. Algunas veces te imagino pasar por delante de mi puerta. Hola, ¿Eres a mi a quien estás buscando? Lo puedo ver en tus ojos, lo puedo ver en tu sonrisa. Tu eres todo lo que siempre quise y mis brazos están abiertos. Porque tu sabes qué decir y sabes exactamente qué hacer. Y quisiera decirte muchas veces que te quiero
Anhelo ver la luz del sol en tu pelo y decirte una y otra vez cuánto me importas. A veces siento que mi corazón se desbordará.
Hola, acabo de hacértelo saber. Porque me pregunto dónde estarás y me pregunto qué harás. ¿Estarás en alguna parte sintiéndote solitario, o hay alguien amándote? Dime cómo ganar tu corazón, porque no tengo idea. Pero déjame empezar por decirte que... TE AMO.

¿Mi colega? Mi mejor AMIGA.



¡Levanta los brazos mujer y ponte esta noche a bailar!



Ahí estabamos mi colega y yo. Después de varios días sin estar tan apegadas, sentíamos que necesitábamos saber una de la otra. Hablábamos de lo doloroso que podría ser el amor aunque ella ya habría encontrado el amor de su vida, por así decirlo, o como dicen todos hoy en día. Y creíamos que si nos aferrábamos fuerte, fuerte a ese deseo que tanto queríamos, se cumpliría sin problema ni circunstancias. Pero no todo se cumple sólo porque hayas cerrado los ojos con todas tus fuerzas. Hay cosas que si realmente querés que sucedan tenés que luchar por ello. Y sí, mi colega piensa que estoy enferma de amor, que no quiero soltar lo malo por miedo, que no aprendo más. Pero si no lucho, eso que deseo tanto con todas mis fuerzas no se cumplirá. Y aunque ella diga que me entiende (y sé que lo hace), no comprende el sentimiento que hoy mis lágrimas desparraman sobre mí. Pero entiende que soy fuerte y que esto ya lo superé miles de veces, ¿Porqué no una vez más? ¿U otra? ¿U otra...? Si el dolor vale la pena, estoy dispuesta a sentirlo (aunque suene lo más masoquista del mundo). 
Ahí estábamos, resumiendo nuestras vidas con un: "QUE LOCO"... Preocupadas por las materias que pareciera que jamás nos dejarían en paz en épocas de vacaciones. Preocupadas por lo que viene, pero pasándola bien con la única frase que amo escuchar en momentos tan tensos... "Que la mamen". Si supieras, colega, que tus palabras me tranquilizan, estarías hablándome todo el tiempo, porque sé que te importo, sé que querés lo mejor para mí, al igual que yo, aunque no siempre sintiéramos ese sentimiento por cuestiones de distancia que sin darnos cuenta nos ponemos. (Aunque la mayoría del tiempo sólo es cuestión de que aquel problema me suelte y yo deje de manipularme).
Y acá estoy yo. Escribiendo lo que no me salía días atrás. Escribiendo lo que me salió al pensar que si no te tengo mi vida no tendría ni un mínimo sentido.
Si algo aprendí este año es que mi mayor miedo es perder a aquellas personas que son TODO en mi vida. Colega, tengo miedo de perderte.



No te dejes vencer por un simple NO. 











Si quieres cumplir tus sueños, ve, lucha y da todo por cumplirlos.



























No dejes que te roben el corazón, deja las puertas abiertas para que lo tomen con amor.














Ama y haz lo que quieras. 

Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor.



16 de diciembre de 2010

Mientras que Holmes maldecía la vida con justa bronca, Dulcinea distante, pensaba en lo que estaba sucediendo en ese momento. Después de tanto daño que había sufrido su corazón durante 23 años, no entendía qué era exactamente lo que la hacía estar allí parada observando como su amado era controlado por el enojo que no dejaba verla aquel instante en el que Dulcinea necesitaba más que nunca de su mirada. Holmes era una hombre de pocas palabras al momento de enfrentar el enojo de ella, por aquel motivo Dulcinea no quería hablar de lo ocurrido callando a su corazón que pedía a los gritos aquella explicación por más absurda que sea. Pero ella estaba realmente decidida a no debilitar su mirada fija hacia la nada, manteniéndose entera sin quebrarse al mirar sus ojos llenos de bronca. Holmes la miraba, ¿Qué más podría haber hecho ella que pagarle con la misma mirada, si ya no habían más palabras para decir? Por lo menos no de su parte. "Cruel es el amor que mantiene preso a mi corazón enfermo por tí", pensó al mirarlo, y apartando la vista prosiguió: "Cruel eres que no ves todo lo que he dejado por tí. Cruel el tiempo que pasa tan lento y a la vez tan rápidamente. Tan cruel eres, Holmes, pero aún así no podré jamás desaserme de este amor que llevo impregnado en mi ser". 
Holmes es un hombre raro, pero no detallaré su aspecto  ni mucho menos su manera de pensar. Sólo Dulcinea puede decifrar su mirada al callar. Sólo ella conoce cada fragmento de su escencia  y de su piel tan peculiar. Y al decir verdad, sólo ella encontrará algo bueno en él.                        



Hola si, que tal, buen día. Bueno me paso por acá para dejar mi marquita y conquistar al mundo, bue. Na. A pedido tuyo estoy acá haciendo un lugar para dejarte un mensajito (sí, no soy la escritora del blog, soy una intrusa, de otro lado, de otro blog; y qué?). Bueno que hará, ¿un mes como mucho que hablamos? En fin, sos una mina ge ni al (bue, lo separaba re mal). Sos loca (más que yo no igual) y muy divertida; y vamos a decir la verdad, tu teclado me desespera. Igual te quiero eh.
Cambiando de tema totalmente, podría decirse que cada uno tiene su historia de amor no? única, y en mi caso, loca, rara, y para otros absurda. Yo te la conté, vos viste como es la cosa... me contaste de la tuya que aunque un poco triste, es interesante; vos sabés lo que opino de eso, y lo que tendrías que hacer aunque no me hagas caso.
¿Querés ser mi amiga? ah porqué le preguntaba eso. JAJA. Bueno, soy mala escribiendo estas cosas pero admito que le estoy poniendo las mejores ganas y lo estoy intentando. Aunque no vamos a mentir acá, soy MALÍSIMA HACIENDO ESTO.
Te propongo aprender conmigo y enseñarme, y te planteo una linda amistad. (Un día tengo que ir a buscarte para tomar un helado, no te parece? Por qué un helado? me gusta el helado. Así que mas te vale que me acompañes a tomar un helado ¬¬). Te propongo que cuentes conmigo, que me hables y me cuentes que te pasa, yo te aseguro que siempre te voy a escuchar (o leer, viste que hoy en día está todo muy cibernético). Te planteo que si necesitas una mano, me la pidas a mí, no te voy a fallar. Y para esos momentos cuando estás triste y no sabés que hacer te dejo unas frases que capaz te ayudan a salir adelante (ellas siempre están conmigo):


Nunca digas Nunca.

I get high with a little help from my FRIENDS

la vida no es más que eso: 
asomar la cabeza, 
para ver qué pasa afuera,
 aunque haya tormenta.

Si lo deseas con todas tus fuerzas te aseguro que sucederá.

        Antes de dejarte vencer, 
                   intenta con ser fuerte.

Podés contar conmigo para lo que quieras, cuando quieras, a la hora que quieras. Y no dejes que la luz se te apague, hacela brillar. Espero que tengamos una linda amistad. 
Te quiero.

Yamila.

Archivo del blog

Curiosos!

people