22 de diciembre de 2010

El mejor remedio.

Que rara es esa sensación en la panza cuando comenzás a recordar cosas que en el momento te hicieron sonreír. Te ponés a imaginar, a escarbar recuerdos dentro de tu cabeza y decís "¡WOOOOOOOOOOW!", (o simplemente sonreís y no decís nada, da igual). Por ahora el recuerdo que se pasa por mi panza me está generando cosas buenas.
Hoy me siento bien. No sé que me pasa. Dormí solamente DOS horas. Desaprobé matemática como era de esperarse, y no me puse mal. Estoy cerrando etapas que tendría que haber cerrado hace MUCHO y tratando de conocer gente que juzgaba sin conocer. ¿Está mal? Bueno, ya qué.
Volvamos a las sensaciones en la panza. Es tan lindo sentir eso. Es como que todos los recuerdos pasan de tu mente directo a tu panza para hacerte cosquillas tan sólo para que sientas alegría y recuerdes en ese momento exacto en el que quizás al vivirlo no sentiste la misma sensación. Pero recordás y sonreís. Sonreís como una mamerta en frente de las personas que no llegan a comprender si te reís de ellos, de un chiste o de alguna maldad que hayas cometido, (Sí, aunque no lo creas la gente se imagina miles de cosas en sólo un minuto al verte sonreír como una tarada felíz). Pero no gente, yo sonrío porque recuerdo cosas lindas. 





Ay, vive la vida como tu quieras.
Vive la vida con tu sabor.
Vive la vida que yo te digo que a lo loco se vive mejor!

 


1 comentario:

Yaamila Macareena dijo...

me encanto la entrada, pero más me gusto la foto ♥ tengo que hablar contigo, te quiero muchisimo.

Archivo del blog

Curiosos!

people