23 de diciembre de 2010

Gran dilema.

¿Porqué una persona puede llegar a tener tanta mala suerte en el amor? Digo, yo veo a los demás y me pregunto ¿Porqué yo no puedo estar así? Todos me viven diciendo que no soy una fea chica, que soy una buena persona, graciosa, con buena onda, una excelente mina y blablabla. Pero, ¿Porqué no tengo suerte en el amor?
Siempre que estás con alguien vas a sufrir un par de veces lo sé, pero luego te sanás con todo el amor que esa persona está dispuesta a entregarte, pero... Estuve sintiendo más el dolor que la felicidad y al decir verdad ya está acostumbrado a quedarse a mi lado. Siempre lo que viví, lo viví por momentos. Siempre que estuve con alguien la tuve que remar yo y dejar todo de mí sin recibir mucho a cambio (sin esperar nada al decir verdad).
Me enamoré una sola vez en mi vida, y tuve que esconder mi amor muchas veces por aquella persona, mentir por esa persona, llorar por esa persona... y me banqué miles de situaciones que llegaban al extremo de decir BASTA, pero sin embargo seguía ahí. Ahora, que por fin decido cerrar aquel capítulo e intentar conocer a una persona, o hacer el mínimo esfuerzo para conocerla y dejar a mi corazón respirar otro aire después de tantos años de estar atrapado en el mismo lugar, resulta que no tuvo sentido hacerlo, ni el hecho de intentarlo siquiera. 
Soy chica, lo sé, pero el corazón quiere sentir esa emoción de sentirse bien a toda costa. Y sé también que todavía tengo tiempo, y no lo niego, pero ciertas cosas cansan desde un comienzo, y otras ciertas cosas ya dejan de ser tan válidas como eran antes.
Sin embargo yo sigo acá esperando. Aunque tenga ganas de encerrar a mi tonto corazón en una caja para que deje de latir un sólo segundo, sigo acá. Por más que mi vida amorosa no sea de colores como suelo imaginar que lo son, sigo acá. A pesar de ya no creer en las palabras de las personas y de desconfiar continuamente de cada beso que me dan, sí, aún sigo acá.
Y no me arrepiento el haber sufrido, no me arrepiento el haber amado, llorado, ni reído. NO ME ARREPIENTO. Tuve la suerte de conocer lo que es el amor, o el intento de serlo, y a la vez, la mala suerte de escuchar a mi corazón llorar. Tengo la suerte también, de ser alguien que mantiene las esperanzas y las ganas de seguir creyendo en aquello que tanto espero y que en ocasiones dejo de esperar. Pero aún me sigo preguntando, ¿Porqué tengo tanta mala suerte en el amor? Y es ahí cuando una mínima respuesta llega a mi cabeza diciendo: .....................
¿Te creíste que la sé? No, todavía no.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Curiosos!

people