10 de octubre de 2011

Mi único amor.

Comprendí que lo único que necesitaba para ser feliz era estar con vos. Comprendo también, que la vida se me pasa de largo al no tenerte conmigo, al no sentir tus besos sobre mi piel, pero que soy demasiado afortunada por haberte encontrado. Durante mucho tiempo estuve atrapada en una historia sin fin, en idas y vueltas que terminaban por lastimar a mi frágil corazón. Y sin importar cuánto yo deseaba escapar, no había nada a lo que me aferrara para tener las fuerzas suficientes como para hacerlo. Me había cansado de besar ranas en vano, y jamás poder encontrar a mi príncipe azul... hasta que te encontré a vos. Apareciste para salvarme la vida, para llenarme de paz y de amor; devolviéndome la fe. Llegaste vos a mi vida, con esa sonrisa sincera y esas palabras de contención que me hacían demasiada falta. Y te sentí tan mío que en el mismo instante en el que sentí tu amor, decidí entregarme por completo.
Ahora te tengo conmigo, y junto a vos se encuentra todo el amor que me vas brindando día a día, aguantándote las ganas locas de tenerme cerquita para no poder soltarme nunca más; creeme que son las mismas ganas las que se alojaron en mi. Ahora que sé que puedo contar con vos, mi vida es diferente; ya no es la misma. Me creaste miles de sensaciones inexplicables, miles de sonrisas que ni yo sabía que tenía. Diste y seguís dando lo mejor de vos para hacerme completamente feliz, y dejame decirte que lo estás logrando con cada mimo que me das, con cada palabra, con cada promesa. Me siento amada, respetada y cuidada por vos. Me siento la mujer más feliz del mundo, al tener a la persona perfecta a mi lado. Con vos me siento completamente yo. Deseo con toda mi alma que esto jamás termine porque sos todo lo que siempre soñé, lo que siempre esperé.
Te amo con toda mi alma amor mío.

No pienses que te irás y me voy a resignar. Eres lo mejor que me ha pasado entre lo mundano y lo sagrado, y aún más.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Curiosos!

people